Conozca las alternativas a Megaupload

Tras la intervención del FBI en las oficinas del gigante del intercambio de archivos dos reacciones radicalmente opuestas se han hecho notar principalmente. Primero están los que aseguran que supone el fin de Internet tal y como lo conocíamos. Por otro lado, otros usuarios intentan tranquilizar a las masas recordando que si bien la compañía instalada en Hong Kong era uno de los líderes del mercado no eran los únicos.

Hay que tener en cuenta que (por el momento) no se le pueden poner “puertas a Internet” y que la Red sigue siendo un espacio de libertad, aunque esté cada vez más amenazada. Los usuarios más veteranos pueden recordar golpes parecidos en el pasado, de los que siempre salieron nuevas opciones. Pero sin tener que especular acerca de nuevas formas de intercambio, veamos algunas alternativas que ya existen:

El servicio de file-hosting sigue en buena salud

Si echamos un vistazo a las principales webs de almacenamiento de archivos vemos que Megaupload ocupaba la segunda posición por número de visitas. 4Shared lidera la tabla con cerca de 55 millones de visitantes al mes (según Google). Tras Megaupload tenemos otras opciones válidas y que siguen funcionando como: Rapidshare,, Fileserve, Hotfile, Depositfiles o incluso Mediafire. Esta última, a pesar de no tener tanto tráfico como las anteriores sí tiene una legión de fans incondicionales por su buen servicio y su facilidad de uso. Otras menos conocidas son Novamov, Movshare, Videoweed, Divxstage, Vidxden o VideoBB.

Las redes P2P, un clásico que no debería pasar de moda

Seamos sinceros, la descarga directa siempre será la descarga directa, pero no hay que desdeñar una oferta de P2P que sigue siendo muy válida. Algunos de estos servicios se encuentran todavía en buena salud.

El P2P una alternativa que quizás no presente a priori un servicio tan rápido para el intercambio de archivos, pero su eficacia esta fuera de toda duda. Además, va mejorando su eficiencia a medida que el tamaño de los contenidos que se comparten va en aumento. Es un intercambio directo entre los usuarios, es decir: democrático, sin almacenamiento centralizado y en su mayoría sin ánimo de lucro.

Los clásicos en este apartado siempre serán programas como Torrent, eMule, Limewire (también cerrado hace un año y que sigue funcionando en versión GNU), Usenet o Ares. Existen también multitud de opciones minoritarias de programas P2P, muchas de ellas especializadas en un tipo determinado de contenido y que merece la pena descubrir. Por ejemplo Soulseek es una comunidad de intercambio de archivos de música muy interesante.

Podemos asegurar que si bien hay que reconocer la evidente amenaza para el modelo actual de intercambio de archivos, las alternativas son todavía muy numerosas y proporcionan un servicio satisfactorio.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: